Pasadas las 22:00 horas de este miércoles, Katherine Salosny fue detenida por Carabineros por conducir en estado de ebriedad en la comuna de Ñuñoa. La animadora marcó 1,17 gramos de alcohol por litro de sangre en el control de alcoholemia.

Tras 15 minutos, le realizaron el control nuevamente que arrojó el mismo resultado, motivo por el cual debió ser trasladada a la 18° Comisaría de Ñuñoa. Posteriormente fue dejada en libertad para quedar a espera de citación al tribunal que corresponda.

En este caso no hubo lesiones de ningún tipo, y por tanto no puede ser aplicada la Ley Emilia, pero sí la Ley Tolerancia Cero, pero igualmente surgieron algunas interrogantes, ¿Por qué no quedó detenida hasta su control de detención? ¿Hubo un trato preferente por ser una figura pública? Las respuestas las entregó el teniente coronel de carabineros, Juan Carlos Huilcaman, subprefecto de Santiago Oriente.

Destaquemos que existe una diferencia entre estado de ebriedad y bajo la influencia del alcohol, pues esta última es cuando existen entre 0,3 y 0,8 gramos de alcohol por litro de sangre. Superior a esa cifra se considera estado de ebriedad, como es el caso de Salosny que arrojó 1,17 gramos de alcohol, y que equivalen aproximadamente a 5 copas de vino.
La figura televisiva arriesga una suspensión de 2 años de su licencia y multa desde 2 a 10 UTM.
Comentarios