Si ya es alarmante escuchar que solo un doctor debe atender a 335 personas enfermas de cáncer, todo empeora cuando la situación se divide entre sector público y privado. Pues según datos del Ministerio de Salud, en el sector público un especialista oncólogo debe hacerse cargo de alrededor de 450 diagnosticados con cáncer.

Desde el gobierno saben que el problema es grave. La falta de especialistas está matando a los chilenos. Pues el cáncer es la segunda causa de muerte en Chile y se espera que para 4 años más sea la primera.

Uno de los problemas que genera la falta de este tipo de especialistas es que un médico para poder tomar una beca del estado debe esperar y pasar por 16 años de formación y devolución para convertirse en oncólogo, esta traba genera poca atractiva la idea de sumarse a la especialización.

Coquimbo vive una situación diferente. No hay un oncólogo para los enfermos de cáncer. El gobierno en el nuevo plan nacional del cáncer, prometió aumentar las becas y al 2022 tener el doble de especialistas.

Comentarios