Luego del aumento de las bencinas por séptima semana consecutiva, el bolsillo de los chilenos podría seguir sufriendo con esta variación en el valor de los combustibles, esto porque, afectaría directamente en los precios de productos básicos, indican los expertos en la materia, que podrían traducirse en el transporte.

Cabe destacar, que esta alza mundial en las gasolinas se da, luego de que la Organización de Países Exportadores de Petróleo decidiera no aumentar su producción.

En este contexto, según lo indicado por el economista y académico de la Universidad de Chile, Alejandro Alarcón, en el sitio web de Cooperativa, manifiesta, que al ser un país completamente dependiente del petróleo extranjero, produce un traspaso hacia otros bienes y servicios, lo que se llama efecto de segundo grado.

Por lo mismo, quienes trabajan en el sector de transportes, están preocupados, puesto que estiman que las pérdidas podrían llegar entre el 20 a 30% en las ganancias mensuales, y de seguir así esta situación, podrían aumentar los precios en los pasajes de buses, colectivos y taxis.

Comentarios