Dentro de las mejoras que se están realizando a la ruta Bulnes-Quillón en la Región de Ñuble y que se estima que continúen hasta mitad de 2019, el concejal de Bulnes, Juan Pablo Roa, reveló que “a un paradero le pusieron barrera de protección por delante”, ambos instalados junto a la construcción de la carretera.

Esta ruta es transitada diariamente por locomoción colectiva, y por tanto, el paradero es muy necesario. El concejal aseguró que para los vecinos es como una burla y que era problema que había sido informado al Ministerio de Obras Públicas con anterioridad.

Esta problema se suma a los de algunas semanas anteriores, como el de un vecino que no podía entrar a su predio de 8 hectáreas porque no se le habilitó acceso, y al de una comunidad que reclamó inundaciones porque les taparon los ductos de desagüe.

Comentarios