Japón anunció oficialmente que se retirará de la Comisión Ballenera Internacional (CBI) para volver a la caza comercial de ballenas tal como lo hacen Islandia y Noruega.

En realidad, jamás dejó de cazar ballenas, ya que tomaban en cuenta un punto de la moratoria de 1986 que autorizaba la captura de estos cetáceos para la investigación.

El país nipón mantendrá su caza dentro de aguas territoriales y de su zona económica exclusiva.

El gobierno prevé que la retirada de la CBI se efectuará el próximo 30 de junio.

 

Comentarios