Este miércoles la justicia peruana, decretó 36 meses de prisión preventiva para la líder del partido Fuerza Popular, Keiko Fujimori.

La hija del ex presidente peruano, también condenado a cárcel, sería la cabeza de una organización criminal que recibió dinero ilícito de la empresa brasileña Odebrech. Los fondos habrían sido para el financiamiento de campañas de varios políticos en Perú.

Según reportan medios peruanos, Keiko y otras once personas, son las investigadas por lavado de activos y tal como detallan, habrían generado una contabilidad falsa en el partido para hacer pasar el dinero de Odebrech, como donaciones de particulares.

Comentarios