El Gobierno de Chile hizo un llamado este jueves, a aprobar el proyecto de “Aula Segura” que busca facultar a directivos escolares para expulsar o cancelarles la matrícula a alumnos que participen en hechos de violencia. Asimismo, respaldó el accionar de carabineros, por las constantes agresiones que han sufrido.

Andrés Chadwick, el vicepresidente de Chile, se refirió a esta determinación y señaló que van a enviar modificaciones a la actual ley que sanciona los atentados a la policía, para hacer más severas las penas.

Cabe destacar que, desde la Moneda, aseguraron que renovarán de suma urgencia el polémico plan de “Aula Segura”, el cual ya fue declarado como inconstitucional por la Comisión de Constitución del Senado y el que a la vez  comenzó a revisarse en la Comisión de Educación. En este contexto, ahora tendrá un nuevo plazo de 15 días a partir del próximo martes para ser despachado desde la Cámara Alta.

Comentarios