El Presidente Sebastián Piñera durante su visita a los reyes de España vivió un bochornoso momento, y es que el mandatario mientras estaba con el Rey Felipe VI, quedó con mano estirada cuando un invitado se acercó pero sólo le estrechó la mano al monarca. Piñera intentó disimular y se llevó la mano a la cabeza para rascarse.

Mira el momento a continuación:

Comentarios