No cabe duda que, en los últimos años los inmigrantes venezolanos y haitianos se han convertido en la comunidad más grande de nuestro país, y los números de tráfico aéreo así lo reflejan.

Según el diario La Tercera, en base a datos entregados por la Junta de Aeronáutica Civil (JAC), las aerolíneas de la ruta Caracas-Santiago transportaron durante 2017 un total de 3.230 pasajeros. Asimismo, solo 852 salieron con destino a Venezuela.

En este contexto, desde mayo de este año se reportó el arribo de cero personas por vía aérea provenientes desde tierras venezolanas, contrastando así con los números de 2017.

Misma situación que ocurrió con la población haitiana, que durante el año pasado llegó en masa al territorio nacional, respecto a la última encuesta Casen, alcanzando una presencia de 76.278 pasajeros.

En esa línea, en enero y febrero de 2018 aterrizaron al país 5.971 ciudadanos de Haití mediante vuelos desde Puerto Príncipe, y solo 269 salieron desde Chile hacia la capital haitiana. No obstante, desde marzo de este año que el número se estancó a cero.

¿Cómo se explica esta situación? Debido a que la compañía aérea LAW que trasladaba a los ciudadanos venezolanos y haitianos hacia Chile se declarara en quiebra.

Comentarios