En las redes sociales se ha hablado de un colapso total para Internet, lo que podría a llegar a tener graves repercusiones, sin embargo, expertos se han referido y han afirmado que si bien, si puede haber un colapso, está lejos de tener consecuencias desastrosas.

Resulta que este jueves 11 de octubre de 2018 se hará el primer cambio de claves criptográficas de la red en la historia, y que podría hacer que los usuarios experimenten fallas en ciertos servicios y lentitud en las operaciones, pero solo durarían unos pocos minutos.

La Corporación de Internet para la Asignación de Nombres y Números (INCANN) es una organización sin fines de lucro, la cual está encargada de realizar este procedimiento, el cual es muy importante, ya que estas claves protegen las direcciones de dominio (DNS), es decir, previenen el ingreso a sitios de ventas o sistemas relacionados con cuentas bancarias de hackers.

Es imposible predecir quienes presentaran fallas, todo depende de su configuración, pero los expertos aseguraron que lo más probable es que la mayoría no note nada.

Comentarios