Esta tarde, el cardenal Ricardo Ezzati fue hospitalizado en la Clínica UC de Marcoleta. El ingreso se debió a un control de rutina, tras la operación a la que fue sometido en marzo tras reiterados episodios de taquicardia sufridos en Roma.

“En relación a su operación realizada en Roma, con el objeto de instalarle un marcapaso, corresponde realizar frecuentemente un control de rutina que requiere de hospitalización, observación clínica y exámenes de laboratorio que lo mantendrán hospitalizado las próximas 48 horas”, señalaron desde el Arzobispado.

Cabe destacar que el control de rutina requiere que el religioso permanezca internado por 48 horas.

Comentarios